ocho poemas porque sí

jazmín que canta
¿te acordás cuando te vi
por primera vez?

orfebre del pan
creás nobles figuras
con tu mano-arma
te quedaste sin guerra
bardeás el aire seco

pinto tu lienzo
me salpicás pigmentos
del bosque del sur

baila la conga
la azalea desnuda
bajo la lluvia

también, cada vez
que imprimas tus ojos
en el verano

dentro de poco
silbando en la neblina
patos danzantes

flores de octubre
revientan contra el piso
y se hacen mierda

sábana azul
te zambullís en vuelo
festiva calandria

trunca

chispas del cielo

corona de espinas

un sol que no calienta

y obliga a decir que sí

cuando las paredes gritan “no”

y las espadas aguardan en silencio

viento tibio en mis encías

en mis pies, el cauce pardo

amor-cigoto en la cima del encierro

soy flor de menta

escondida en los escombros

de una primavera trunca

ᅠ ᅠᅠ

ᅠ ᅠᅠ

en coautoría con Valeria Verona

Pequeño apunte sobre la traducción

El Inca Garcilaso de la Vega

En sus Comentarios Reales, el Inca Garcilaso de la Vega refiere que fue un error de traducción el que desencadenó las hostilidades entre el Emperador Inca y los conquistadores. Un mal intérprete malentendió discursos de cortesía, lo que motivó los primeros roces. Como una manera de redimir ese trágico comienzo de las relaciones entre ambos pueblos, el Inca Garcilaso se constituirá a sí mismo en los Comentarios como un intérprete de su propia cultura, para aclararle a los españoles aquellos conceptos y partes de la historia que no conocían o no habían entendido.

Una buena traducción que corrija tanto a las malas interpretaciones castellanas como a esa primera mala interpretación original, que, como el pecado original, dio lugar a todos los males del Nuevo Mundo. Hay quizás una lejana analogía entre Garcilaso y Jesucristo. Ambos traen la palabra (Comentarios o Buena Nueva) para redimir los pecados del mundo.

El traductor también brinda su propio discurso, o al menos presta el esfuerzo de su voz.

A mí me dijeron que para traducir tengo que olvidarme de las palabras.

¡Zis! ¡Zas! Amor

Doce haikus y tankas

tras largos años
la autopista del tao
se tambalea
¿me recordarás el día 
después de las diez mil cosas?

suspiros, ecos
de un monte ahora lejano
te esperaré

tibia flor es tu
mano sobre la mía
ya nada importa

me mencionaron
tus cabellos revueltos
sobre el arpa
las niñas cantan y los
viejos árboles nacen

descansa tu alma
tu cuerpo es una luna
que arruya el bosque

tus ojos, breves
calandrias coquetas, se
esconden al verme

me acariciás
tan suave, mariposa,
casi una brisa

cinco pétalos de
té hay en mi bolsa; ¿vos,
entre las hojas,
reirías si te ofrezco
el beberlos conmigo?

tu piel es seda
vanidosa; sonríe
desde la sombra

se queja el viento
no te asustes, no es por
vos ni por mí

noche de mil li
¿pensás en mí cada vez
que grita el trueno?

llueven flores de
olmo; la primavera
llegó y se fue

Haikus eróticos

酔いたいな おっぴろげるまで この春中 
quiero ponerme en pedo 
hasta abrirme de piernas 
toda la primavera

寒くない お前の手では 最低だ 
no hace frío 
en tus brazos 
era peor

鼠色垢と愛液同じまで
lujuria de ratas
hasta que la mierda y los fluidos
sean lo mismo

エロ画から何かわからん描いている
gracias a tus nudes
trazo algo
que no entiendo

母の足聞こえるまではシコシコや
pasos de mamá
hasta que pueda escucharme
fap fap fap

勉強日細いドレスの下渡る
día de estudio
cruzo por debajo
de tu vestido fino

花食べてたらたら足が冷めるまで
devoro la flor
hasta que gota a gota 
tus piernas se humedecen

泣き虫な目に見ないでよコッチなめて
no seas llorón
no me mires a los ojos
lamé acá

夕暮れのあとで舌、肌甘い柿
caída la tarde
lengua, piel
dulce caqui

Dos haikus de Kobayashi Issa

Traducción y comentarios por Santiago Medina

Kobayashi Issa es considerado uno de los grandes poetas del haiku. Nació en el año 1763 y murió en 1827. Su vida fue trágica: de niño, su madre falleció, su madrastra era violenta, más tarde vivió en la pobreza -a pesar de su creciente fama-, tuvo un matrimonio infeliz, vio morir a sus cuatro hijos y a su mujer en el parto del último de ellos, entre otras tristezas. Por eso sus haikus están cargados de una sensibilidad intensa y profundamente melancólica, aferrada a las pequeñas cosas.

露の世は露の世ながらさりながら 
un mundo de rocío
a la vez, es mundo de rocío
a la vez, se va

我宿や鼠と仲のよい蛍 
en mi tapera 
la laucha es re amiga 
del bichito de luz

Ars linguistica

Prefiero una gramática morfológica a una sintáctica. Puede haber afinidades entre la morfología y la sintaxis, habiendo los principios básicos en la primera. Las oraciones podrían ser aglutinaciones espontáneas, o algo así. Las diferencias entre una palabra y una oración podrían no ser tantas.

Hay un límite para romper el sentido común desde la lingüística. Cambiar las categorías gramaticales por unas perfectamente funcionales al sistema, tiene como límite la concepción tradicional del lenguaje. Luchar contra Aristóteles no es moco de pavo. 

Salirse de la hegemonía es circular en lo impensable. O sea, es imposible. Por eso, renovar los modelos sociales debe hacerse desde ellos mismos. Si quiero hacer una nueva concepción del lenguaje o de la gramática, primero debo traducirla a lo pensable, y entonces ya no será tan nueva.

Algo que pensaba el otro día es que dentro del sustrato fonológico desde el cual partimos para hablar, se distinguen con claridad las vocales y las consonantes, y esto pasa cuando tenemos algo “en la punta de la lengua”. Quizás a partir del sonido provengan los significados, que componemos como una música. Quizás las palabras sean irradiación y no estructura fonológico-semántica. [Update 19/05/2020: podría haber un sistema de ondas en el marco de una red semántica, que definen el significado de una palabra. Tambien, en el marco de esa red, que la similitud fonológica opere como un “ligazón a distancia” que permita los lapsus]

Se habla mucho de forma y función, pero no de las relaciones entre los elementos. ¿Qué es lo que une al artículo con el sustantivo? [Nota aclaratoria: me refería a una suerte de conexión física, digamos un cable o una unión proteica] Quizás la respuesta se halle en las reglas de la aglutinación.

El término que busco podría ser “lengua transracional”.

Me decidí por lingüística porque creí que después de estudiarla iba a aprender más rápido todo tipo de cosas. Esa terminó siendo una preocupación principal de mi pensamiento y mis inquietudes.

A partir del japonés y el guaraní me gustaría hacer un modelo de gramática en función de la aglutinación.

Ojalá pudiera potenciarse el lenguaje como un colisionador de hadrones y crear antimateria desde la mismísima nada.

La decodificación del texto en la mente se siente como una imagen enfocándose.

Siento que hay una repetición en todas las cosas.

Cuestionar a Saussure.

¿No hay nada adentro del texto? Lo que hay son lecturas, en el fondo azarosas.

Lo nuevo no se busca: sucede.

Lo que busco es desbloquear más y más niveles de lectura.

¿Podremos programar nuestra mente a través del lenguaje? ¿Qué tanta cocaína influye a la PNL? ¿Podría ser un mecanismo de resistencia psíquica? El cambio de metáforas o de campo semántico, de entoncación.

Una gramática que dependa de la oralidad no puede dejar de lado a la entonación, mal que nos pese. Aunque tengo entendido que no se la deja tan fuera del análisis. Sólo que es difícil de comunicar.

Quizás lo que busco son las red pills de reddit y 4chan. Habrá que leerlas.

Ahí donde alguien bardea a la lingüística, el lingüista ya la bardeó hace décadas y pensó al instante no menos de cinco soluciones posibles.

Un tema interesante para investigar es la comparación del inglés y lenguas indígenas, de manera que no sea necesario abandonar la propia lengua para estudiar al inglés desde el español, y hacerlo desde el guaraní, por ejemplo. Creo que ese tipo de cosas abrirían un espacio distinto de valorización de la lengua materna, y subiría su status dentro de su comunidad. Igual capaz que ya se hace. En todo caso, siempre se puede mejorar. La pedagogía de las lenguas minoritarias suele quedarse en el modelo conductual, ya bastante obsoleto. Debería integrarme eventualmente al colectivo de lingüistas latinoamericanos que tratan todas estas cuestiones. Mi profesora Beatriz Bixio (una persona absolutamente brillante) está metida en esas cosas.

Un poco tengo la teoría de que la comprensión y la producción lingüística priorizan a las vocales sobre las consonantes. Eso tiene una explicación fonética clara porque son estas las que constituyen los núcleos silábicos. Tal vez exista una sub-gramática vocálica que organice el corpus lingüístico.

Cómo acelerar el pensamiento desde la Lingüística. Sobre todo para subsanar un poco el problema material del acceso al conocimiento.

Quizás la clave esté en la poesía y en la gramática.

Escribir textos que sean bombas de conocimiento. Como los libros taoístas. Como los memes.

Averiguar cuál es el papel de la aglutinación en la gramática. 

¿Qué son las relaciones sintácticas? Metáfora y metonimia en la construcción de la sintaxis.

Las palabras no son palabras. Son nodos de expresión.

La cadena hablada no es lineal. Es necesario abstraerse del tiempo para analizar la verdadera sintaxis.

Quizás el corpus lingüístico sea suficiente para generar un corpus teórico. 

Para mí el lenguaje es esto

La oración es un mito.

La lengua es eso que pasa cuando no es hablada. En un sentido pragmático y científico.

Quizás la improvisación de la cadena hablada se mueva conforme a “acordes” de algún tipo.

Siento la melodía de acuerdo a lo que siento armónicamente. Emocional. La lengua puede organizarse de manera parecida.

Los sistemas jerarquizados son más competitivos. Antes del cerebro (núcleo) los seres vivos son entes de comportamiento estímulo-respuesta fija. Con la aparición del cerebro-núcleo se produce la recursividad, el comportamiento articulado. Los seres vivos pueden brindar diferentes respuestas a un mismo fenómeno con los elementos corporales o fisiológicos a su disposición. Con el lenguaje pasa lo mismo. La aparición del núcleo sintagmático llega de la mano de la articulación, o sea, el lenguaje puede producir distintas respuestas con los mismos elementos a su disposición.

“Competitivo” implicaría dos nociones conjuntas: por un lado, la capacidad de mantener la identidad del sistema frente a otros en el marco de un suprasistema; por el otro, la noción no menos importante de lograr un input cada vez mayor en un marco de recursos limitados o, en algunos casos, mantenerlo estable. Un sistema que no tiene como fin aumentar su input, no es competitivo. El concepto de “competitividad” es necesariamente teleológico, es decir, que plantea un fin en sí mismo.

Quizás pueda darse un caso de competencia interna, en la cual diversos elementos en el interior del sistema pugnan por estabilizar en su propio eje.

La noción de “proceso” no está presente en la maturaleza. Es una serie de fotogramas sesgados por el ojo humano. La noción de “movimiento” quizás sí lo esté.

  • En “La quinceañera salió a pasear su pollera” hay una metonimia entre la pollera y ella misma. “Salió a pasearse [a ella misma]”podría ser su equivalente. Sin embargo, ¿quién le hace metonimia a quién? No hay, quizás, subordinación de la metonimia con respecto de lo metonimizado. 

La aposición en realidad tiene valor actualizador.

Mejor que las metáforas ontológicas, tan reduccionistas, quizás sea mejor pensar en términos de “lugares” con sus propias reglas, modos de entrada, de salida y de estancia.

El haiku es barroco. Porque si bien formalmente parece ser en principio un arte por eliminación, su poder evocativo es tan grande que dice mucho con poco, llegando a parecerse más a un arte por acumulación (característica barroca). Acumular miles de sentidos en diecisiete sílabas. El jazz también es baroco pero eso es más obvio. Y el barroco es aceleracionista.

Algún día me gustaría hacer una comparación entre el japonés y el español de Argentina.

Artículo sobre metáfora y metonimia

Artículo sobre los delfines

El subconsciente podría ser una red semántica profunda.

Uno muchas veces cree que hace teoría, pero en realidad no.

Quizás las operaciones del lenguaje funcionen de manera instantánea no porque sean más sencillas que otras sino porque el cerebro está más adaptado a ellas.

No podemos proyectar en el lenguaje genético las categorías coloquiales del pensamiento humano. ¿Qué función cumple el gen FoxP2? No es producir el lenguaje, es desencadenar una reacción en cadena de efectos químicos y biológicos con lógica propia. Hablar con los genes es hablar con extraterrestres que, por suerte, son pasivos.

Quizás cuando creemos que deducimos cosas, solo estamos leyendo las huellas que dejan esas cosas en el mundo y cómo nos afectan. Supondríamos así que el mundo es un texto.

Hace ya buen tiempo que vengo pensando en cuán legítima es nuestra obsesión con el justo medio. Semánticamente creo que puede extraerse de ahí una noción más operativa, que es la de “síntesis”. Sintetizar es común, lo hacemos todo el tiempo con la cabeza, pero que la proporción sea 50/50 seguro es un sesgo. Creo que la síntesis debe producirse en vistas a un objetivo claro. Además, siempre está el problema de considerar que nada interfiere en mi percepción del “justo medio”.

La mente funciona de manera algorítmica. Por eso, no podemos pensar la matemática como un álgebra sino como un logaritmo. Eso es el paso del estructuralismo al generativismo.

Barthes, Introducción al análisis estructural del relato. Levi y Jakobson ya dijeron “mi idea” de los sitemas jerárquicos o algo así.

La literatura es un ritual burgués. Su legitimidad proviene de ese origen. Eventualmente morirá y surgirán otras formas de expresión.

Evolutivamente, seguro que el lenguaje se configuró de forma binaria nada más porque era lo más fácil y sencillo.

Lo semantico probablemente tenga un valor matematico relacionado con la ley de zipf.

El generativismo tiene en cuenta que a partir de las variaciones de las condiciones iniciales, un mismo proceso, el de la producción, brinda un output que varía. Pero quizás no sólo varíen las condiciones iniciales sino las intermedias. Quizás el sistema combinatorio discreto que constituye al lenguaje, posea dentro de sí subsistemas fusionantes o bien comportamientos fusionantes.

Creo que en algún que otro aspecto me llama un poquitito más el funcionalismo que el generativismo. Me interesa un formalismo orientado al funcionalismo.

Otra metáfora para el lenguaje: el río. De hecho, se usa el “hablar fluido”. Diques, trabas, canales, caudal, presión, lecho. Todas podrían llegar a ser operativas.

Quizás podríamos comparar al trueque y a la economía dineraria con el lenguaje no articulado y el articulado, respectivamente.

Ayer pensaba, leyendo sobre cómo las sectas cooptan gente, en que la manipulación bien podría consistir en el desplazamiento de una metáfora (semejanza) a una metonimia (continuidad). La semejanza está en que quien me mete me hace creer que somos parecidos, para luego, al insertarme en la comunidad, ser parte de ella y por ende se establece una continuidad entre un individuo desdibujado y el grupo.

Si uno se pone a estudiar la evolución del lenguaje, empieza a sospechar que no hubo un cambio tan drástico desde nuestros antecesores sin él hasta aquellos que lo poseyeron.

Acabo de encontrar una posible relación entre mi forma de tocar jazz y mi acento cordobés.

Las colmenas de abejas funcionan como plantas de frutilla.

Ley del mínimo cambio: los cambios radicales, aparentemente, se ven motivados por pequeñas variaciones si las observamos desde un punto de vista, digamos, fractal. Un clic que no es total. Es mínimo. O una serie de mínimos clics.

Me gusta manejarme con conceptos simplificados y estructuras complejas. O sistemas complejos. Creo que es la mejor forma de manejarse frente a mucha información, o al menos la más cómoda y operativa o una de ellas. Es algo que podemos valorar del manual de estilo de la física Newtoniana y lo que vino después de ella.

Me molesta un poco el concepto de “redes” porque es una metáfora muy de la época, como el circuito electrónico en los 80′, la máquina de vapor a finales del siglo XIX o el reloj en el XVII. A veces tengo miedo de que veamos redes o pretendamos tender hacia ellas por una relación esencial con la Internet. Las redes nos atraviesa, y posiblemente afecten nuestra manera de conceptualizar. Sin embargo, hay otra forma de verlo, y es que como civilización este es el momento en el que como civilización llegamos a la idea de red. No proyectamos la red, sino que la descubrimos.

Siguiendo con el tema de la frutilla y la colmena, lo que se reproduce en ambos es el núcleo. La raíz y la reina, respectivamente. Cabe preguntarse qué implica la idea de núcleo: esencialidad, necesariedad (si estás configurado para tenerlo, no podés no tenerlo. Podríamos preguntarnos si el ARN de las procariotas podría entenderse como un núcleo o un conjunto de muchos de ellos), la delimitación con respecto al resto del sistema.

Tres cosas fascinantes sobre la gramática tradicional:

1) cómo hacía agua por todos lados y medio que no se daban cuenta o no indagaban tanto
2) cómo a pesar de su precariedad operativa, sus planteos en general tienden a ser ciertos y a partir de ahí,
3) cómo seguimos usando categorías tradicionales

Hay dos grandes formas de ver las cosas: o proyectadas o descubiertas. Básicamente es si el vector de conocimiento va del sujeto al objeto o al revés.

La ciencia se acerca muchísimo al arte, sobre todo entendido como tekné. Tanto la ciencia como la épica se manejan mediante fórmulas. Y la hipótesis es un movimiento poético. Quizás subvaloramos las posibilidades estéticas de la ciencia.

Hacer teoría lingüística es hacer ingeniería inversa.

Algo que me gusta de la estética de la Gramática Sistémico Funcional: cómo agarra palabras del léxico común y las vuelve operativas a nivel teórico. Como Clarice Lispector. Quizás sea necesario ser muy perspicaz para hacer de “delicadeza” un parámetro científico.

Marco y fuga

Escrito circa 2017

Marco. Un hombre camina solo a medianoche, siempre tose y nunca cesa, y se aprieta la campera. Se aprieta la campera, en el frente una etiqueta dice “Juan”, pero ese no es su nombre. Ese no es su nombre, su nombre es Marco, y le gusta caminar por la aceitera abandonada. Le gusta caminar por la aceitera porque le recuerda a su vieja Sicilia, adonde nunca más volverá. Nunca más volverá, porque solo en tres o cuatro vidas pagará su deuda, y solo en seis o siete podrá viajar. Solo podrá viajar, además, cuando su hermana comprenda que él está ahí para cuidarla, y reduzca esos cien metros que él no puede acercarse a ella a las dimensiones de un avión a Italia. Las dimensiones de un avión a Italia, o, al menos, las de una casa donde ambos puedan vivir juntos; Andrea no tiene marido y él tampoco. Él tampoco porque lo juró, al ver que cualquier persona cercana a Marco corre peligro.

Entonces, ¿por qué quiere estar con su hermana?

Quiere estar con su hermana porque es un egoísta, porque está solo y porque está enamorado de ella. Está enamorado de ella, eso es un descubrimiento, Marco frena justo en el medio de la aceitera. Frena en el medio de la aceitera, qué lugar peligroso para estar a medianoche, un nuevo descubrimiento se suma a la suma de los descubrimientos. Un nuevo descubrimiento se suma a la suma de los descubrimientos, qué bien, de a poco somos inteligentes, ahora hay que salir de acá. Salir-de-Acá, salir de mí mismo, salir, piensa Marco. Todo esto piensa. Salir de mí mismo, es lo que necesito, y sintió cómo su alma se elevaba, ¿o serán los gases de la aceitera? Serán ellos los que lo hacían sentir tan bien, tan giogioso, pero su último descubrimiento revela que la imagen de su hermana es la causa, escondida en otro plano de su sueño. Sueño en vela, irónico decirlo, si en ese lugar no hay ni un solo gramo de luz. No hay ni un solo gramo de luz, pero sí varios kilos de alucinación sobre las espaldas de Marco. Debe salir de ahí, un tosco instinto lo conmina a ello.

Fuga. El instinto, el olfato de un vago olor que ya conoce, los deudos de la deuda se acercan. Cómo por Dios cómo él, siciliano, no previó lo que estaba por pasar. Si era demasiado obvio, si siempre hacía el mismo recorrido, a la misma hora. Lo tenían.

Lo tenían ya del cuello los dos, que sabían su recorrido hacía días, solo lo tenían del cuello pero por alguna razón todo movimiento era imposible, incluso los de las manos o los de los párpados. Todo movimiento era imposible porque sentía como si mover un dedo fuera una actividad nueva, como si estuviera naciendo. Como si estuviera naciendo, cuán cercano era el momento primero de la vida al último de la suya, la de Marco. La de Marco, porque en un último intento de dignidad, la hizo propia. Parece mentira que la hizo propia, porque frente a la pesadez que Marco sentía en su cuerpo los rusos lo agarraban como un muñequito ya insalvable. Ya insalvable de su deuda, porque los dos lo pusieron sobre el capó de su auto, y repitieron eso que hicieron tantas veces y que se notaba tanto en el frente de su auto: la gran abolladura de las deudas impagas, que se abolló aún más cuando le quebraron las piernas a Marco con una maza de dos metros. Le quebraron las piernas, y él dejó de pensar un segundo en el parecido que tenía el nacimiento a que le rompan a uno las piernas o lo que se parecía la aceitera abandonada a su casa natal en Sicilia, a donde jamás volvería por las inclemencias del viento y de la mafia y volvió sus ojos a los de su hermana, porque por Dios cuánto amaba a su hermana.

Aesthetica Architectonica

Fiat ars pereat mundus

Literatura y encierro

Un sitio para reflexionar acerca de nuestra relación con la escritura y la lectura en tiempos de pandemia.

Monito-Superhumano

Micropolítica para la venganza

Palabras Desocupadas

Artículos, textos, escritos en márgenes de Omar Genovese

Pretor Argento

Politica y Sociedad. Intentando enteder la realidad.

Atsiko's Chimney

A Blog of Literature and Speculative Linguistics

Santa pensando en lugares

Leé, compartí, comentá 🌻

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

luisina

(des)hecho biológico

lasletrasoqué

nos queda el silencio, los pasos, las preguntas, los ojos, las mentiras, las letras.

Buenos Aires Poetry

Editorial - Publishing House - Argentina. ISSN: 1853 - 5887 - ISSN PAPEL: 2344-9950 - Indexado a Latindex (folio 23498).

Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora